7 ene. 2014

Relectura: Harry Potter y la piedra filosofal.






Lo que he sentido leyendo este libro no tiene comparación. Hacía literalmente diez años que no cogía La piedra filosofal y he de decir que ha sido redescubrirlo. He vuelto a Hogwarts. Tengo ganas de llorar de cómo me siento.



Para empezar, comentar que había cosas que ni siquiera recordara que pasaran -como la celebración de los magos que ve Vernon por la caída de Voldemort en las primeras páginas, por ejemplo-, y eso me ha encantado porque a veces me sentía como si estuviera leyendo un libro completamente nuevo, y he vuelto a disfrutarlo, pero por otra parte ahora pillo cosas que con ocho años no pillaba o que entiendo porque he leído Las reliquias de la Muerte. En cualquiera de los dos casos, ha estado genial.




Me ha encantado el tono inocente-infantil de toda la novela, aunque eso no la quitara de tener momentos de reflexión que son verdaderas joyas. Es curiosa la perspectiva que dan el tiempo y la edad. Estaba leyendo y me imaginaba a mi yo de ocho años entrando en Hogwarts, y de la misma manera a muchos otros pequeños sintiéndose maravillados por primera vez por las chispas de magia, dejando que el hechizo de las primeras palabras de Rowling entrara en ellos. Era una imagen verdaderamente bonita.


La Selección es una ceremonia muy importante porque, mientras esteis aquí, vuestras casas serán como vuestra familia en Hogwarts.



Los personajes... ¿qué decir de ellos? Ha sido reencontrarme con viejos amigos. Ha sido estudiar sus actos y sus personalidades sabiendo todo lo que viene detrás. Dumbledore, McGonagall, Hagrid, Snape, Ron, Hermione... Los gemelos Weasley. Si tuviera que quedarme con los que más me han gustado/dolido esta segunda vez, son ellos y Neville. Supongo que no tengo que decir por qué, ni unos ni otro, porque... ay.




¡Bienvenidos! ¡Bienvenidos a un año nuevo en Hogwarts! Antes de comenzar nuestro banquete, quiero deciros unas pocas palabras. Y aquí están, ¡Papanatas! ¡Llorones! ¡Baratijas! ¡Pellizco!... ¡Muchas gracias!




¿Momentos que resaltaría? La Selección, la escena del espejo de Oesed -casi lloro-, la conversación con Dumbledore en la enfermería y cuando Hagrid le da el álbum de fotos -casi lloro otra vez-, cuando se hacen amigos de Hermione, y los partidos de Quidditch. Ay.


Ya quiero volver. De verdad. Quiero volver a los rincones del Colegio de Magia y Hechicería, quiero aprender nuevos conjuros, quiero hacerme más amiga de Hermione, Ron, Neville, los gemelos, quiero conocer gente nueva, quiero distraer a Peeves haciéndome pasar por el Barón Sanguinario, quiero buscar libros en la biblioteca, y montar en escoba, e ir a partidos de Quidditch...

¿Habéis vuelto a leer la saga después de mucho tiempo? ¿Cómo fue para vosotros? ¿Os dolió gustó? Contadme <3.


2 comentarios:

  1. Estoy leyendo ahora mismo la piedra filosofal también ^^. Y noto ahora muchas más cosas.
    Muack!

    ResponderEliminar
  2. Nunca me cansare de releer esta saga. Capaz lo releo otra vez ^^.

    ResponderEliminar

¿Quépiensasquépiensasquépiensas? ¿Te ha gustado? ¿Qué se puede mejorar? ¿Se me ha ido mucho la olla?... ¿Se me está yendo?
En fin... ¿algo que decir (o no decir)?