26 may. 2013

Las eternas, Victoria Álvarez



FICHA TÉCNICA                    
         Título: Las eternas
         Autora: Victoria Álvarez
         Editorial: Versátil
         Formato: Papel, tapa blanda con solapas
         Páginas: 347
         Precio: 17,90 €
         Fecha de publicación: 30 de octubre de 2012


Venecia 1908. Gian Carlo Montalbano y su hija Silvana instalan su juguetería, La Grotta della Fenice, frente a la antigua y emblemática juguetería de los Corsini. Los juguetes de los Montalbano son la última generación de autómatas que se pueden encontrar en el mercado y sus muñecas son tan perfectas que parecen de carne y hueso. Mario Corsini, decidido a averiguar los secretos del arte de los Montalbano, se adentra en la juguetería y entabla amistad con la fría e inteligente Silvana. Sin embargo, lo que Mario descubrirá en La Grotta della Fenice desafiará los límites de su imaginación y hará estremecer los cimientos de la sociedad veneciana, sumiéndola en una espiral de horror y muerte.

Encontré este vídeo en un Tumblr dedicado a la novela

Por fin me leo este libro. POR FIN. Sí, es verdad que lo tengo en la estantería desde Navidad, pero la cantidad infinita de lecturas pendientes desde antes y las del instituto no me dejaron cogerlo. Hasta que dije ''¡No más!'' y, bueno... aquí estamos. Acabo de cerrar este libro y tengo que hablaros de él. 

No creía que pudiera decir que este libro supera a Hojas de dedalera... Pero eso era porque aún no lo había acabado. Porque, oh, ese final. Ese final en ese sitio tan oscuro con esas eternas y el malo y ahhh. No puedo decir nada. Pero hablaría hasta el infinito solo de ese final. Que maravilloso, qué awww. Gian Carlo. El epílogo. Uff, me ha gustado que acabe así. En mi opinión, ha quedado perfecto.

¿Por qué empiezo a contaros las cosas por el final? Bueno, puede que así evite mencionarlo luego (lo que podría significar algún spoiler que siempre tengo miedo de escribir). Además, así me centro.

Esta historia me ha gustado mucho. Una mezcla de misterio, secretos, escalofríos, muerte, amor... Aunque sí que es verdad que este último punto puede que sea el que me ha gustado algo menos (que no significa que no me haya gustado, eh). Es verdad que es una historia de amor muy bonita, SOBRE TODO AL FINAL (ay, estoy enamorada de ese final), pero creo que otras partes de la novela me han gustado e impresionado tanto que no puedo remarcarlo como lo que más me ha gustado.



"El tiempo, cuando la vida ha dejado de tener sentido, parece pasar más despacio de lo normal, porque se resiste a darnos la posibilidad de recomponernos."





Una de las cosas que también me ha encantando  ha sido la ambientación. Como le dije a Victoria un día, su forma de describir el ambiente en el que se mueven sus personajes es mágica y perfecta. Mágica porque te envuelve de una manera que te hace sentir que estás ahí; perfecta porque consigue describir los escenarios de una forma que no te deja imaginártelos de otra manera. Es un lugar en el que no había estado antes, gótico y con sus rincones oscuros. La Venecia de 1900, para mí, ya no podría ser diferente. Es lo mismo que me pasó con el Londres de "Hojas de dedalera".

Creo que la prosa de Victoria es preciosa. Consigue describirlo todo de una forma bonita y maravillosa. Las imágenes se van creando en tu cabeza según las lees: las calles, el ambiente, los personajes... Ay, esos personajes. Aunque unos más que otros, creo que en general me han gustado todos (incluso lo que tendría que odiar).
Mis favoritos, sin duda, son Silvana y Gian Carlo Montalbano. Una por su carácter fuerte y por lo especial y valiente y genial que es, y el otro por su historia y sus motivos. He de decir que le comprendo, y me fascina. Le admiro, aunque quizá debería odiarle. No sé, es extraño, pero creo que es el efecto que tiene haberme encontrado con uno de los mejores malos que he leído hasta ahora. Me gusta tanto que ni me cae mal.
De todas, no solo los Montalbano me han robado el corazón. Emilia. Andrea... No, mejor: Andrea y Simonetta. Y Scandellari... Me ha gustado que los secundarios tuvieran algo más de importancia que en su otra novela, que también tuvieran una historia y que encajara tan bien en lo que es la novela al completo.

"Somos humanos. Nacemos para sufrir, aunque a veces se nos olvide. Y me atrevo a decir que algunas personas lo considerarían una manera de sentirse vivas".

La temática y el argumento son otra de las grandes razones por las que os recomiendo leer "Las eternas". Un libro con un estilo steampunk basado en Venecia en el año 1910 no es algo que se lea habitualmente, y eso claramente es un punto a favor. La originalidad de la historia se une a todo lo dicho anteriormente sobre la ambientación y los personajes y ¡BUM! Ya tenemos lista una novela que tiene papeletas para gustarle tanto a más jóvenes como a mayores.

Es cierto que ha habido algunas cosas en las que a lo mejor no me he sentido tan cómoda... La aparición de Gina, todo lo que se lía a partir de ahí y lo que se ralentiza esa historia en ese punto, o algunas cosas que hace Mario, el protagonista, que no me parecen bien (que pase de todo y todos por aquella a quien ama es precioso y super romántico, pero... a veces se pasaba y no se daba cuenta de que había más gente a su alrededor, y me daban lástima los otros), pero en realidad son cosas poco importantes. Quiero decir, ambas cosas son necesarias para el desarrollo de la novela y para ese (oh, Dios, cómo me ha gustado. Perdonadme) final. Y vale la pena pasar por ellas, porque esta historia es genial.


Lo mejor: La prosa de Victoria, Silvana, Gian Carlo Montalbano y el final. *
Lo peor: En mi opinión, la parte cuando aparece Gina, que se hace algo más lenta.
*Recordad que son las mejores cosas en mi opinión, no tenéis por qué pensar lo mismo. Lo digo por Gian Carlo.

Si os gusta la novela de época, oscura y, ¿por qué no?, algo mecánica... No podéis dejar escapar a Las Eternas. ¿Os animáis?

Clary


Extras:

PD: No tengáis en cuenta mi exceso de fangirleo en esta novela, por favor. No soy siempre así D:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Quépiensasquépiensasquépiensas? ¿Te ha gustado? ¿Qué se puede mejorar? ¿Se me ha ido mucho la olla?... ¿Se me está yendo?
En fin... ¿algo que decir (o no decir)?